Saltar al contenido

Espinilleras para desbrozadora

En cualquier actividad agrícola que realicemos es importante resguardar las distintas partes del cuerpo expuestas. Por ejemplo, cuando desbrozamos es necesario evitar cualquier peligro que pueda afectarnos. Tenemos que protegernos la cabeza, la cara, los brazos y las piernas para no sufrir un impacto que pueda lastimarnos.

Aunque todos los elementos de seguridad son indispensables, nos centraremos en la importancia de las espinilleras desbrozadoras. Además, veremos algunas de sus características principales, sobre todo, cómo escoger cual es la más apropiada para el trabajo.

¿Por qué necesito unas espinilleras para usar mi desbrozadora?

Cuando usamos una desbrozadora nos exponemos a un eventual peligro, ya que por lo general este tipo de herramientas son equipos de corte. Por tanto, debemos tener mucha precaución al momento de utilizarlas, aunque seamos expertos. Así que al usar estos equipos de trabajo necesitamos cumplir con medidas mínimas de seguridad.

Sin embargo, pensando en la protección que necesitan las rodillas, las piernas y el empeine, vale decir que necesitamos usar espinilleras que protejan estas partes del cuerpo de cortes.

Utilizar las espinilleras correctas representa la diferencia entre estar protegidos o expuestos a una eventualidad. Por eso, podemos afirmar con total seguridad que las mejores espinilleras desbrozadora son aquellas que son cómodas de llevar, además, contribuyen a reducir significativamente los impactos o golpes que podamos recibir en las piernas en los miembros inferiores.

En este sentido, a la hora de elegir debemos tener en cuenta algunas de las características básicas de una buena espinillera desbrozadora. Este elemento de seguridad debe cumplir las siguientes especificaciones:

  • Carcasa exterior. Para que una espinillera desbrozadora sea resistente y por ende nos proteja, deben estar fabricadas con polietileno, asimismo, deben tener las medidas necesarias para cubrir toda la zona inferior de la pierna, así como las rodillas y cobertura para el empeine.
  • Carcasa interna. La parte interna de la carcasa debe ser suave y acolchada. También, se tienen que adaptar con facilidad al contorno de nuestras piernas.
  • Prácticas. No sólo deben ser rápidas de colocar sino también fácil de quitar. Es mejor si tienen incorporadas hebillas que faciliten soltar las espinilleras.
  • Cómodas. Las mejores espinilleras desbrozadora son ligeras, seguras y económicas. Permiten realizar el trabajo sin afectar el desplazamiento.

En el mercado existen muchas marcas y modelos de espinilleras que varían en función de la calidad y el precio. Si bien todas cumplen la misma función de protección, muchas destacan por su calidad y por los accesorios adicionales con que cuentan. Vale la pena saber escoger la más apropiada. A la hora de estar protegidos, el factor a tener en cuenta no es el precio sino los el nivel de seguridad.

En definitiva, es posible que pensemos que la desbrozadora tiene una distancia prudencial con respecto a nuestro cuerpo, no obstante, eso no disminuye el riesgo que existe de que un material cortado, sean piedras, ramas o cualquier otro objeto, salgan despedidos y nos hagan daño.

Siempre será mucho mejor que estemos protegidos y minimicemos los riesgos al usar nuestra desbrozadora. Con respecto, a la protección de las rodillas y piernas, no olvidemos que las espinilleras son, sin duda, el complemento ideal que necesitamos.